martes, 8 de agosto de 2017

Entrenamientos en el espeleódromo de Cártama

Durante el mes de agosto, al menos un día a la semana se van a montar cuerdas en el espeleódromo de Cártama para que todos los socios del GMM que lo deseen, y que estén federados en espeleo o con la licencia AMPLIADA de montaña, puedan entrenar las diferentes técnicas de progresión vertical (T.P.V.) que luego pueden ser precisas al visitar las simas y cavidades. Se avisará del día y hora en GMM interno y en EVENTOS.

A diferencia de otras modalidades deportivas, las dificultades a salvar en una visita espeleológica han de ser entrenadas y repasadas con cierta frecuencia para que luego la respuesta ante cualquier eventualidad sea automática. El entorno espeleológico es muy hostil y diferente a los deportes en la superficie. La sima no es el lugar para experimentar o inventar, porque se pone en peligro uno mismo y a todo el grupo. De forma general allí no hay escape posible salvo regresar por la misma cuerda por la que se descendió.

El club ha cedido en préstamo un equipamiento (cuerdas, mosquetones y saca) de uso exclusivo para montar diferentes vías en las que entrenar T.P.V., pero en el espeleódromo también se pueden entrenar técnicas de barranco e instalación de cavidades, aunque para ello hay que traer de casa el material preciso.

El espeleódromo es gratuito y libre (para federados), y está situado en la Ciudad Deportiva de Cártama, en la pared exterior este del pabellón cubierto. Sus coordenadas WGS84 son 36.719101, -4.617155. Desde Málaga se toma la autovía hacia el Parque Tecnológico y Cártama, se pasan las salidas del PTA y de Estación de Cártama y se sale por la siguiente salida, Cártama. Desde la autovía ya se ve el pabellón deportivo y una pared de colores vivos (verde y amarilla) que es el rocódromo. El espeleódromo está a su lado.  En la primera rotonda al salir de la autovía se toma la primera calle a la derecha, luego se pasa frente a la Ciudad Deportiva, se gira a la derecha para seguir rodeándola y se vuelve a girar, estando la zona de aparcamientos entre la autovía y la ciudad deportiva.



Para acceder al recinto es obligatorio identificarse y rellenar un impreso con todos nuestros datos y un teléfono de contacto en caso de accidente (obviamente, diferente al vuestro). El acceso se hace por la estructura metálica de control que muestra la siguiente foto:


Si no hay nadie en la oficina que hay dentro de esa estructura hay que buscar a la persona por el pabellón. Habitualmente lleva un chaleco reflectante. Es conveniente llevar la tarjeta federativa de espeleo o la de montaña AMPLIADA.

Desde esa estructura, a la izquierda de la oficina bajan unas escaleras metálicas que conducen a unas pistas deportivas, al espeleódromo y al rocódromo. El acceso al rocódromo y a la cuerda del espeleódromo se hace por una zona vallada y cerrada cuyas dos llaves nos proporcionan en la oficina de control. En el caso de que haya ya más gente probablemente ya no nos den llaves (se les agotan).

El espeleódromo tiene una cuerda montada dentro de la zona vallada que presenta una dificultad: es un péndulo algo puñetero. Mejor no os ancléis al químico al ascender porque luego cuesta bastante sacar el mosquetón de nuestra baga. Como tiene un maillón, mejor anclarse a él o poner un mosquetón.  Además de esa cuerda a veces hay otra cuerda que llega hasta el suelo en la zona central, fuera del recinto vallado. Hay una tercera cuerda en el extremo derecho, pero no llega al suelo, su parte final trabaja sobre la camisa, es dinámica (chiclea) y no tiene nudo de cuerda... Cada cual es responsable de lo que hace en el espeleódromo y de dónde se cuelga 😏. 

En la parte superior hay un pasamanos encantador y apasionante: tramitos muy cortos, sin apoyo para los pies, que van de lado a lado del espeleódromo: un lujo para practicar pasamanos pero algo cansado para quien no lo haya practicado mucho.

El horario es de lunes a viernes ininterrumpido, creo que de 9 ó 10 hasta las 23:00. Los fines de semana cierran a las 20:00 (yo me lo he encontrado cerrado a las 19:30). Pero durante el verano, por los niños de los campamentos, no quieren a gente rara de lunes a viernes por las mañanas (sí, admitámoslo, algo raros sí que parecemos disfrazados de topos), aparte de que la pared está soleada toda la mañana, y en sombra por la tarde...

Recordad que cada uno asume la responsabilidad de lo que allí hace, salvo que salte un químico o se rompa una de las cuerdas fijas. La altura máxima rondará los 8-9 metros. Han aprovechado el pequeño techo para preparar unas fijaciones que permiten simular "casi" un pozo. Por desgracia la separación con la pared no es la suficiente para simular un pozo volado real, pero es simpático. Hasta hace poco había cuatro anclajes en ese techo, uno para la cuerda verde de progresión (a la izquierda)  y tres libres, pero el que estaba a la altura de la cuerda verde central ha desaparecido. Una pena.

Si vais a instalar hay un mnontón de químicos montados, algunas chapas de parabolt e incluso tornillos parabolt sin chapa. La pared es una alegría. Con una cuerda de 60 metros montas un montón de cosas.  Para un "sinfín" se puede usar un anclaje de los del techo, y el descensor para dar cuerda anclarlo al mástil que hace esquina en la valla de la pista deportiva frente al espeleódromo. Ese mismo mástil habría que usarlo para un rápel guiado. Pero para ambas instalaciones sería conveniente un segundo punto de anclaje, y el problema es que los demás mástiles de la valla de la pista están muy sueltos. En la competición de la FAE al parecer introdujeron un vehículo a cuyo chasis fijaron el reaseguro, pero dudo mucho que nos permitan meter ahí nuestro coche...

En la última sesión de entrenamiento se montaron dos cuerdas en los "pozos" y una serie de péndulos y fraccionamientos, que quizás sean los elementos más habituales a superar en una cavidad, junto con el pasamanos fijo superior, pero en próximos entrenamientos se montarán desviadoras, pasos de nudo y, quizás, si se ve seguro, un rápel guiado, para practicarlo en ascenso (en espeleo, todo lo que baja luego ha de subir, y por ejemplo Navazo Hondo tiene un rápel guiado, así que mejor entrenarlo).

Insisto en que allí no hay ni técnicos ni monitores, por lo que cada uno se hace responsable de su entrenamiento. Otra cosa es que comentemos técnicas, nos revisemos o nos echemos un cable, como compañeros que somos 😏

Os dejo algunas fotos del último entrenamiento...
Alex anclado al pasamanos superior. Ahí se ve el techito que se usa para simular los pozos

Silvia en un péndulo que se quedó corto de comba 😱

A la izquierda se ve la cuerda en el recinto vallado, y el péndulo hasta el pasamanos superior

A la derecha se ven los dos anclajes (cadenas) desde el techo, usados para montar los pozos

Silvia desmontando un tramo del circuito: "el pasamanos de la muerte"

Mónica desmontando otro tramo del circuito

Bajo Alex está el recinto vallado: el rocódromo y la cuerda que lleva al péndulo

Los "choricillos" secándose con el aire serrano 😁😁😁





No hay comentarios:

Publicar un comentario