domingo, 28 de febrero de 2016

Ferratas de Gaucin ,Benadalid y Benalauria

        Ferratas de Gaucin ,Benadalid y Benalauria


Vueltecitas por estas ferratas enclavadas en sitios estupendos donde perderse y desconectar del mundo a la par de hacer el ejercicio que supone esta actividad.















domingo, 21 de febrero de 2016

taller de espeleo en sima cielo

                                             Taller de espeleo

  Segunda salida al medio natural en espeleo ....
Volvemos a sima cielo ,pero esta vez en preparación de nuevos espeleólogos ,sin duda esta sima no defrauda ,sus pozos ,sus estrecheces ,formaciones y demás la hacen muy completa.























viernes, 19 de febrero de 2016

Tajo de la Caina y Peñon de los enamorados.Sierra de las Nieves.Málaga

Martes, 16 de febrero de 2016.
Dia de ventisca y frío en Malaga capital que amaina durante el viaje.
Sobre las 10 horas llegamos a Yunquera en dos grupos desde Málaga y Sevilla.
Tras hacer las debidas presentaciones y tomar algo caliente para templar la temperatura (dos grados centígrados), nos montamos en los vehículos dirección al puerto del Caucón o actualmente conocido como mirador Luis Ceballos (eminente botánico interesado por el mundo forestal).
Ropa de abrigo, mochilas, y nos ponemos en marcha por un sendero estrecho que comienza justo en el mirador. El día continúa espectacular, hace un sol radiante que hace las veces de estufa natural mientras la temperatura ambiente es de cero grados justo a nuestra partida. Pocas nubes y un viento muy escaso.
Rato después de comenzar y el camino nos introduce en una sombría vegetación compuesta por preciosos pinsapos cubiertos de una gran humedad que hace aun más frío el lugar y los mantiene durante todo el año.
Continuamos entre fotos, videos y risas dejando atrás el pinsapar y pasando a escasa o nula vegetación pero con una gran irradiación de calor gracias al sol. Va sobrando ropa y poco a poco nos vamos metiendo en la media montaña llegando al puerto de la perra. Sin vegetación y desde observamos el Tajo de la Caína y donde tenemos una panorámica impresionante viendo a nuestra derecha los farallones calizos del tajo de la Caína, los cuales desde esta posición nos brindan solo un aperitivo de sus grandes dimensiones. A nuestros pies, se desploma la cañada de la Caína, la cual está separada de la cañada de las Carnicerías, por una loma que se extiende de derecha a izquierda, y que se conoce como loma de la Cortina. En la zona a nuestra izquierda donde finaliza la loma de la Cortina, se produce la confluencia de las cañadas de las Carnicerías y de la Caína, dando origen al valle del río de los Horcajos.
Parada técnica para repostar y haber las fotos de rigor para luego publicar con la risa siempre de fondo de varios de nuestros acompañantes.
Retomamos el sendero con varias paradas seguidas debido a preciosas vistas y nos vamos adentrando en el tercer cuarto de subida. Comienza a soplar algo de viento, vemos también algo de nieve en zonas sombrías y pisamos las primeras plaquetas de nieve en el camino. Una preciosidad lo que nos ofrecen los arboles vestidos de nieve mientras pasamos por el quejigal de Tolox.
Se hace cuesta arriba y toca apretar un poco las piernas y abrir algo la ropa para refrescar el calor que produce el ascenso. Poca distancia nos separa del final cuando pasamos por una era (zona de cultivo de cereal) continuando el ascenso  durante algunos metros. A medida que vamos ganando altura, a nuestra izquierda comienza a aparecer la cumbre del Torrecilla, presidiendo el cerro de la Plazoleta, así como sus antecimas.
Tras el repecho, caminamos ahora en leve ascenso por la ladera suroeste del cerro Alto, repleto de formaciones rocosas, dejando metros adelante, un vallado a nuestra izquierda que limita el acceso a Sima Enamorados (de unos 15 metros de profundidad), viendo tras la loma, el característico Peñón de los Enamorados al que, tras abandonar el sendero fijado, atacamos de frente y ascendemos sin dificultad pero con un hambre terrible.
Cima, fotos, llamadas, mensajes y a comer a la voz de "ya". El aire pega y al cabo de 15/20 minutos nos obliga a abrigarnos más y comenzar el descenso porque ya no se aguanta más tiempo parado. En vez de volver sobre nuestros pasos, lo hacemos por el sendero que asciende desde el saucillo. Seguimos en suave descenso, con más espesor de nieve pero sin ser necesario ningún tipo de accesorio para caminar.
Una hora más tarde, la nieve desaparece y el entorno vuelve al verde-marrón habitual haciéndose más pronunciado y dificil el descenso hasta ver de fondo y a la izquierda de nuevo el puerto del Caucón.
Abrazos, besos y rumbo a las birras y calor del bar en Yunquera


Crónica de Jose Antonio G. ( Sele)