jueves, 20 de julio de 2017

Running Málaga


            Running Málaga
Bueno pensado dicho y hecho, la tarde había sido calurosa pero no hay que dar tregua a estos cuerpos serranos y es necesaria una intervención rápida, necesitamos bajar que estamos cebolla. Vamos a quedar para correr y aunque no tengamos ganas hay que ir para estar en forma para las aproximaciones.
Al final sólo Paco Doña y un servidor, los mas cebollas del grupo así que manos a la obra.
Mucha gente por el paseo marítimo, es verano pero las vistas son espectaculares, sobre todo al llegar a la zona del muelle, es el ocaso y se vislumbran las siluetas de la noria y el edificio de la equitativa al fondo, un lujo vamos. Llegamos al meriadiano al pasar por la farola del puerto y media vuelta, aún queda la mitad, así que entre charlas y oir cantar al canio la vuelta se hace mas amena. Así da gusto pasar una tarde.
Crónica de Marco Antonio.




No hay comentarios:

Publicar un comentario