lunes, 27 de octubre de 2014

Barranco Bodengo . Lombardía . L'Italia

Barranco Bodengo . Lombardía . L'Italia

Después de tener un año muy movido por parte de integrandes del Club con salidas a Mallorca, Guara, León o Valencia etc, conseguimos juntarnos un grupo para viajar a Italia y atacar los barrancos Val Bodengo I, II y III.
Como integrantes de la expedición contamos con Paco Doña, Jose Casot, Aitor, Paco Sierra, Salva Bermudez, Manolo, Gaspar y el que suscribe David Prieto, y como acompañantes Ana, Melodi y Lidia.
Salimos desde Málaga, el 17 de octubre a las 15:00h, dirección Milán, dos horitas de vuelo y llegamos al Aeropuerto de Malpensa sobre las17:00, donde recogemos dos vehículos que teníamos reservados.
Nos pegamos dos horitas en coche, hasta llegar a Chiavenna, provincia de Sondrio, región de Lombardía, un pueblo precioso que recomiendo visitar, y nos hospedamos en el Hotel Aurora***.
Después de soltar las maletas, nos vamos a cenar el famoso Bar Dunadiv, reseñado en muchas de las descripciones de guías de barrancos del lugar por su buen trato y por poder comprar allí mismo los tickets, obligatorios para poder hacer uso del carril que nos sube a la cabecera del Bodengo.
El menú era muy amplio... Gnocchi con queso, pan y vino que estaba muy bueno pero que pesaba un rato.
Sábado 18, después de desayunar a las 07.30 nos ponemos en marcha, hacemos combinación de vehículos y a las 09:15 entramos en el tan deseado Val Bodengo III (cada uno a su forma).
Que decir de Val Bodengo III...que es un señor Barranco, precioso y que lo pillamos con un caudal muy alegre, en el que nos encontramos saltos, toboganes y rapeles preciosos, y como no, su plato fuerte, el famoso ¨Tobogan Lanzadera¨ de 25metros con 8 de caída, donde algunos se hicieron ¨po-po¨, y donde nos miramos durante un rato para ver quien se tiraba el primero. De los 6 que saltamos, solo dos caímos bien y el resto se ostió de lo lindo, pero el mayor problema lo daba del drosagge que te metía contra la pared, y en el que algunos tuvieron algún problema para salir de él.
El punto negativo, y OJO CON ESTO, es que no encontramos ni un solo pasamanos, ni una sola instalación para montar los recuperables, con cabeceras muy MUY expuestas, que sumando el caudal tan alegre que llevaba, nos obligó a utilizar todos los recursos técnicos y humanos que podíamos. Todos coincidíamos en que nos parecían todas las instalaciones muy expuestas, lo que no llegamos a saber bien, era, si el motivo era la última crecida tan fuerte que había sufrido y se habría llevado por delante instalaciones. Era tal la precariedad de las instalaciones, que nos colgamos de muchas de ellas teniendo un solo punto.
Tardamos en descenderlo unas 08:30aprox ya que en el penúltimo rapel de 40m tuvimos algunos problemas para recuperar la cuerda, pero al final salimos todos sanos y salvo y muy contentos. Esa misma noche nos fuimos a cenar al Restaurante Boggia, que se encuentra justo en el parking donde dejamos los coches al final del barranco, un lugar altamente recomendable, que aunque parezca muy ¨cool¨ estaba muy bien de precio.
Domingo 19,   nos dirigimos al Bodengo I y II, esta vez nos hacen la combinación las acompañantes que son muy amables y pacientes, sin meternos ninguna prisa ...ejem ejem.
Entramos en el Bodengo I a las 09:15aprox y salimos 10:15, una horita de barranco cortito y fácil, mucho muchísimo mejor instalado que el Bodengo III ( se ve que aquí si hacen el Agosto) y del que no pudimos saltarlo todo porque tenía muchos troncos en las pozas, debido a recientes crecidas. En este descenso, cabe reseñar que en el 2º rapel se partió una cuerda de 30m, por un roce muy feo que, aunque se gestionó, se partió, y que no se pudo recuperar porque quedo empotrada por la camisa rota.
En el Bodengo II, ya quedamos solo 5 de los componentes, y siendo algo más técnico y largo que el Bodengo I cabe destacar su extraordinaria estética, con toboganes de 10 y 12 metros, pero que no lo vimos claro por el tema de los troncos. Tiene las instalaciones algo mejor, pero con algún punto expuesto.Tardamos en descenderlo unas 4 horas, en plan tranquilos y disfrutándolo. Después de contar las jugadas, coincidimos todos en que nos gustó más el Bodengo II, que su hermano mayor el III.
Esa tarde nos despedimos de 4 de los componentes, que se quedaban a dormir en Milán y el resto nos quedabamos en Chiavenna, donde hicimos un poco de turismo y nos fuimos a cenar a una Pizzería, también muy buena y barata situada en el inicio del carril que nos sube al Bodengo, pero que no recordamos el nombre. El dueño nos preguntó que tramo habíamos hecho, y al decirle el III se puso las manos en la cabeza y nos tachó de locos!! Y tenía razón.
A las 07:00, salimos del Aeropuerto de Malpensa, dirección Málaga, a la que llegamos a las 09:20.
Cabe destacar, el buen fin de semana, con tan buena compañía que hemos pasado, y todo ello por tan solo 300eur por persona.

Crónica de : David Prieto
























No hay comentarios:

Publicar un comentario