lunes, 18 de agosto de 2014

Descendemos la Cascada de Maro

Cascada de Maro

Decidimos afrontar la cascada de Maro, pero al llegar nos damos cuenta del oleaje que puede frustar nuestros planes dada la recepción que sufriremos abajo en el mar. Solo tres integrantes del equipo la bajan y constatan que el oleaje abajo es bravo, por lo que 2 de ellos deciden remontarla . El  tercero, el chicarrón del Norte del equipo, decide ponerse las aletas y confiado viendo una barca cercana se aleja de las rocas con intención de regresar a nado a la playa. Al pasar junto a la barca, los integrantes de la misma le ofrecen llevarlo a la playa, por lo que el tio ni corto ni perezoso acepta la propuesta y regresa dándose su paseito en barca a la playa.

La recepción en el mar es recomendable hacerla sin oleaje. Existen varias rocas grandes a las que encaramarse una vez en el mar para desde ellas realizar la recuperación de cuerdas.



Tardas menos de 1 minuto en registrarte y de paso puedes dejar tus comentarios sobre la actividad












Un sireno tomando el sol en la roca

Algunos bajan

...y otros regresan


Como ya he visto que hay una barquita cerca , me lanzo a probar como está el agua

Dos "aletadas" y llego

Me monto con vosotros. Llevadme que me molan los paseos en barca

1 comentario:

  1. Lástima que las condiciones de la mar no acompañase, hubo mucha marejada y la verdad es que las olas batían con fuerza contra el acantilado.
    La compañía como es costumbre insuperable, lo que hizo que la jornada terminase genial y se hiciese corta.
    Muchas gracias a este genial equipo.

    ResponderEliminar