jueves, 1 de mayo de 2014

Barranco Rio Guadalentín (La Bolera) Abril14



Viajamos Isidro, Pepe, Abel y yo hasta la localidad de Pozo Alcón donde se encuentra el embalse de La Bolera con la intención de acometer el barranco del mismo nombre.
Con un calor para reventar, descendemos las escaleras que bajan a la base de la presa no sin reparar en que faltan tramos del pasamanos de la misma que nos encontraríamos a mitad de recorrido.
Ya allí y a la vista del puente de enfrente, echamos en falta una cuerdecilla de 80 mts. que nos hubiera llevado a acometer el rapel volao desde el mismo y acceder asi al barranco desde allí. Bueno, para la próxima se hará ya que este barranco es de los repetibles por su extraordinaria belleza y tenerlo relativamente cerca..
Así , llegamos al primer rápel donde todos deseamos ser el primero de bajada para darnos ya el primer chapuzón por el calorcito acuciante que generamos con el neopreno ( yo la próxima me lo pongo abajo, jeje).
Después del primer chapuzón y bajada ya un poco la temperatura corporal (el agua está muy muy fresquita), llegamos a las espectaculares chorreras. Disfrutamos ahí contemplándolas, metiéndonos dentro, tomando fotos y video...no bebas que el de arriba se ha meaooooo.
Las había visto muchas veces en la red, pero me ha sorprendido aún mas " in direct" por su espectacularidad, son preciosas.
Tras las chorreras cañoneamos buscando los primeros saltos en las paredes laterales . El agua cristalina y la belleza de dichas paredes nos hace disfrutar de lo lindo.
Seguimos avanzando contemplando el hermoso paisaje de aguas cristalinas en las cuales nos dejamos arrastrar por la corriente en algunos tramos, hasta que llegamos a la marmita donde acometemos un pequeño rapel en el margen derecho y accedemos al boquete por el que pasamos a la marmita por la que salimos a un pequeño sifón.
Seguimos cañoneando disfrutando de las excelentes vistas de las paredes y de las fresquitas aguas, encontrándonos más chorreras, esta vez mas pequeñas, que no dejan de asombrar por su belleza.
Así llegamos al sifón, el cual, algunos atraviesan y otros lo saltan directamente.
Acometemos otro pequeño sifón en una pared lateral, y seguimos avanzando con el mismo disfrute de las vistas.
Cuando llegamos a una pala excavadora encajonada, acometemos un pequeño rapel a su lateral que nos da acceso a una pseudo-cueva, digna de ver por la belleza de sus paredes, la ausencia de luz y las cristalinas aguas.
Seguimos adelante capturando en la cámara la belleza de este cañón, dejándonos arrastrar por la corriente y disfrutando de las vistas de las altas paredes.
Fotos con los amigos, risas, algunos saltos más y alguno que aprovecha la transparencia del agua para hacer de pez globo ante la cámara.
Así acabamos el cañón, terminando una jornada barranquera especial y dejándonos un buen
 sabor de boca por la belleza del mismo que nunca defrauda. Volveré pronto.

PD: La anécdota de la jornada el maki super "fumao" lleno de tatuajes que se nos pega cuando nos cambiábamos para irnos con un coche con mas años que Matusalén color amarillo pollo de 300 euros y que cogia 240 km/h. :OO

Crónica de Manuel Ortega


Recorrido y track del barranco en este enlace de wikiloc

























Aguas Cristalinas











Me encanta esta foto ¡¡¡¡¡



Foto de grupo Final



Recorrido y track del barranco en este enlace de wikiloc





No hay comentarios:

Publicar un comentario